domingo, 23 de abril de 2017

Museo de imagenes del inconsciente( Lo que puede el arte y el amor)


Lo que puede el arte y el amor

Nise - Película brasileña completa en espanol



Muy buena película sobre la Doctora Nise de Silveira, que se opone a la violencia como métodos curativos para los enfermos mentales y usa más bien el arte y el amor. Hermosa y emotiva película.


Andrina, la mujer croata

El cuento de la lechera y el cántaro tiene origen árabe. A mí me lo contaba mi padre.  Hay diferentes versiones, de La Fontaine, de Samaniego, de Esopo. 

Esta es de Don Juan Manuel 
Resultado de imagen para Truhana


-Señor Conde Lucanor, siempre oí decir que el prudente se atiene a las realidades y desdeña las fantasías, pues muchas veces a quienes viven de ellas les suele ocurrir lo que a doña Truhana.
El conde le preguntó lo que le había pasado a esta.
-Señor conde -dijo Patronio-, había una mujer que se llamaba doña Truhana, que era más pobre que rica, la cual, yendo un día al mercado, llevaba una olla de miel en la cabeza. Mientras iba por el camino, empezó a pensar que vendería la miel y que, con lo que le diesen, compraría una partida de huevos, de los cuales nacerían gallinas, y que luego, con el dinero que le diesen por las gallinas, compraría ovejas, y así fue comprando y vendiendo, siempre con ganancias, hasta que se vio más rica que ninguna de sus vecinas.
»Luego pensó que, siendo tan rica, podría casar bien a sus hijos e hijas, y que iría acompañada por la calle de yernos y nueras y, pensó también que todos comentarían su buena suerte pues había llegado a tener tantos bienes aunque había nacido muy pobre.
»Así, pensando en esto, comenzó a reír con mucha alegría por su buena suerte y, riendo, riendo, se dio una palmada en la frente, la olla cayó al suelo y se rompió en mil pedazos. Doña Truhana, cuando vio la olla rota y la miel esparcida por el suelo, empezó a llorar y a lamentarse muy amargamente porque había perdido todas las riquezas que esperaba obtener de la olla si no se hubiera roto. Así, porque puso toda su confianza en fantasías, no pudo hacer nada de lo que esperaba y deseaba tanto.
»Vos, señor conde, si queréis que lo que os dicen y lo que pensáis sean realidad algún día, procurad siempre que se trate de cosas razonables y no fantasías o imaginaciones dudosas y vanas. Y cuando quisiereis iniciar algún negocio, no arriesguéis algo muy vuestro, cuya pérdida os pueda ocasionar dolor, por conseguir un provecho basado tan sólo en la imaginación.

Seguro que me sirvió de inspiración para apoyarme en esta imagen y contar la jhistoria de Andrina, la mujer croata. Espero les guste: 

Andrina, la mujer croata

El espacio era pequeño pero era lo que tenía, quedaba sobre el mar, al borde de la isla en donde solo vivía ella. Vendrán en bote, —se dijo Andrina y luego de coser cuatro vestidos los colgó como pudo y se puso a imaginar lo que haría cuando llegasen las turistas y se probasen el rosado y el blanco y admirasen la calidad del material, las puntadas tan pequeñas y perfectas, la manera de amoldarse al cuerpo y hacerlas sentir bellas. —Si vendo los cuatro, —se decía,— podré ir a Isla grande y comprar más telas y haré más vestidos, faldas y blusas, seis, ocho, diez y se puso a hacer cuentas, sumaba y sumaba pero aún hacían falta más vestidos antes de que tuviese el dinero suficiente para comprar una isla más grande donde construiría una tienda y ahí pondría un letrero con su nombre y vendrían más botes, muchos más, todos los botes de la península y en uno de ellos vendría la alcaldesa que le daría las llaves de la isla grande porque ella había hecho famosa la región, porque todos querían conocer a la dueña de las manos de hada. Así estaba pensando cuando empezó la tormenta y los cuatro trajes se elevaron para caer allá lejos donde ella no pudo alcanzarlos, flotaron primero para después hundirse junto con los papeles con sus sumas y sumas y casi voló ella misma con ese viento tan tremendo pero se sostuvo como pudo sujetando agujas, hilos y sueños. CBdeR

Se juntan las personas

Estaba esperando todavía afuera del cine a que comenzara la película cuando los vi llegar- Una pareja a la que había conocido poco, él bastante mayor que ella, nos invitaron una vez a su casa y quedé impresionada por el maltrato que él le daba. Ese día no tenían ninguna persona que los ayudara y ella hizo todo lo necesario para atendernos. Pero él se encaprichó en que quería unas servilletas especiales y detuvo la conversación y malogró el momento con su insistencia. Ella corría de un lado al otro tratando de complacerlo. No deseé volver a verlos y sentí lástima por ella y claro que me pregunté qué hacía ahí a su lado. Ahora había envejecido y se notaba que estaba enfermo. El pelo lo tenía blanco, largo, amarrado en una pequeña cola de caballo. La cara la tenía agestada, el mismo mal humor que le había conocido. ¿No cambian las personas? Un muchacho muy amable y entusiasta los acompañaba, quien sabe el hijo de ella.
-Solo falta media hora, podemos tomar un café. ¿Te duele algo? Hay que tomarte una radiografía. Todo dicho con una gran sonrisa y delicadeza. Un ángel. Que curioso, me dije, cómo se juntan las personas, tan distintas, como viven y construyen su historia y cruzan el tiempo manteniéndose unidos como sombras.
¿Tendrá él la capacidad de apreciar el regalo de esas personas en su vida? ¿Habrá dejado de exigirles y mortificarlos? ¿Tendrá momentos de ternura y comprensión? CB de R 
La imagen puede contener: texto

Obra Los Regalos- Teatro Físico


Conocimos ayer el Centro cultural de la Universidad de Lima. Fuimos al teatro a ver la obra Los regalos de la compañía de teatro Físico. Con hermosas máscaras, sin palabras pero con excelente música y video, con una expresión corporal sobrealiente, nos dieron un espectáculo original, creativo y hermoso en donde nos narran distintos momentos de la vida de una familia compuesta por tres hombres. En la sala de exposiciones, la muestra "Retratos de familia" acompaña a "Los regalos". 32 artistas muestran fotografías, esculturas y pintura, distintos conceptos de familia. Las dos salas que visitamos muy bien condicionadas y de hermoso diseño. Para la gente de La Molina, un espacio más para acercarnos a la cultura.

Territorio Leonora

Leonora Carrington, imaginación a galope fino

Historias de vida - Leonora Carrington

Documental Completo | Georgia y el gran Cáucaso

Coming out - taniec współczesny

El cocodrilo - Felisberto Hernández

Cees Nooteboom y Laura Restrepo - Hay Festival 2014

Alexandre Tharaud, Bach: Concerto BWV 979, LIVE!

Alexandre Tharaud, Chopin: Ballade n1 en sol mineur op 23, LIVE!

Rossini - Guillaume Tell - Carignani

Imany - Silver Lining (Clap Your Hands)

Arte poética de Eielson

DE: Arte poética - 1965
ser artista Eielson
Es convertir un objeto cualquier
En un objeto mágico
Es convertir la desventura
La imbecilidad y la basura
En un manto luminoso
Es padecer día y noche
De una enfermedad deslumbrante
Es saborear el futuro
Oler la inmensidad
Palpar la soledad
Es mirar mirar mirar mirar
Es escuchar el canto de Giotto
El sollozo de Van Gogh
El grito de Picasso
El silencio de Duchamp
Es desafiar a la razón
A la época
A la muerte
Es acariciar mujer e hijos
Como si fueran telas y pinceles
Es acariciar telas y pinceles
Como si fueran armas de combate
Es acariciar armas de combate
Como si fueran tubos de colores
Es acariciar tubos de colores
Como si fueran pájaros vivos
Es pintar el cielo estrellado
Como si fuera un basural
Es pintar un basural
Como si fuera el cielo estrellado
Es vivir como un príncipe
Siendo solamente un hombre cualquiera
Es vivir como un hombre cualquiera
Siendo solamente un príncipe
Es jugar jugar jugar jugar
Es cubrirse la cabeza de azul ultramar
Es cubrirse el corazón de rojo escarlata
Es jugarse la vida por una pincelada
Es despertar todos los días
Ante una tela vacía
Es no pintar nada.